martes, 26 de marzo de 2013

Así es la vida

Así es la vida: con este título de dicho polivalente y convencional, se presenta en la red la antología de un poeta nada convencional, Manuel Lacarta. Confieso mi ignorancia (no del todo culpable) de la importante obra no sólo poética, sino también de narrador y ensayista de este madrileño de 1945, que, por cierto, ya ha recibido, al menos en parte, un merecido reconocimiento. Su voz peculiar destaca con nitidez en el panorama presente. Es una alegría ver cómo alguien se desmarca del monótono monoteísmo de la silva blanca, para producir unos versos que, no ateniéndose a un canon, poseen una musicalidad sui generis, que frecuenta ritmos no habituales, y que huye con éxito tanto del huero formalismo como de la prosa versal. Algunos poemas son magistrales. El único que aparece del libro Encarcelado en el silencio me parece estremecedor. Con todo, me quedo, puesto a elegir, con el primero de El tipo del espejo. Su obra completa hasta la fecha se reunió en un volumen de curioso título endecasílabo, Otoño en el jardín de Pancho Villa, publicado por la editorial Vitruvio en 2011, y que, por supuesto, espero conocer pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada